¿Cómo elegir una bicicleta?

¿Cómo elegir una bicicleta?

Lo más importante para decidir la compra de tu bici es que pienses claramente para qué tipo de actividad la vas a utilizar. No es lo mismo si vas a usar tu bicicleta en la ciudad, que si la vas a usar en montaña, para pasear los fines de semana, diariamente para ir al trabajo o la facultad, o si la vas a usar para entrenar. Además es importante tener en cuenta el estado físico que tenés antes de comprar una bici: no es bueno para tu cuerpo que compres una bici que no se adapte a tu estado. Aunque luego tengas pensado que como resultado de realizar ciclismo puedas lograr un mejor estado físico, tenés que tener en cuenta que a la bicicleta la vas a usar con tu "actual" estado. Otra cosa importante que debes conocer es que las bicicletas tienen "talles", tal como sucede con un zapato, cada bici se adapta a la altura de quien la va a usar, por eso es importante tomar en cuenta esto como parte de la evaluación de tu compra.

¿Qué bicicleta me conviene?

Antes que nada, si ya sabes para qué tipo de actividad la vas a usar, considera que existen bicicletas para: paseo o uso relajado, bicicletas de montaña, bicicletas de pista o carrera. Esa es la gran división en 3 segmentos que tienen las bicis. Luego tenés que pensar el tiempo semanal que la vas a utilizar. Eso te va a ayudar a definir el tipo de equipamiento que tiene que tener tu bici (cambios, amortiguación, cuadro liviano, cuadro fuerte, espesor de ruedas, etc). Una vez definido esto, es importante que evalúes tu estado físico, esto se refiere básicamente a tu obesidad, nivel de entrenamiento muscular, resistencia cardio respiratoria, etc. Básicamente para este punto te recomendamos que vos mismo evalúes si estás muy obeso, poco obeso, o si estás en tu peso o cerca de tu peso ideal. Eso lo puedes decidir con la ayuda de un médico clínico si es que por tus propios medios no lo puedes determinar. No se trata de evaluar al máximo tu peso, sino que simplemente determines si estás o no obeso. Hacemos hincapié en esto porque es importante que sepas diferenciar tu capacidad de utilizar una bicicleta de otra, ya que en el caso que estés obeso algunas bicicletas pueden no solo no ayudarte a realizar tu actividad ciclística, sino a lastimar tus rodillas, cintura, columna, cervical, y otras partes de tu cuerpo además de generarte un gasto en roturas de bicicleta por no estar adecuadamente enfocada en tu contextura física.

¿Cómo mido el talle de una bicicleta?

Por último, algo un poco más fácil de determinar es el talle de tu bicicleta. Eso básicamente lo lográs midiéndote de piés a cabeza como lo hacías de chico con un metro común, y en base a tu estatura se estima que el talle de tu bicicleta deberá ser:

Adultos
de 1,50 a 1,70 >>>>> Talle 16
de 1,70 a 1,80 >>>>> Talle 17 / 18
de 1,80 a 1,90 >>>>> Talle 19 / 20
de 1,90 a 1,98 >>>>> Talle 21 / 22

de 1,99 en adelante >>>>> Talles especiales

¿Cómo elegir bicicletas para chicos?

En estos casos las bicicletas no se deciden por talles, sino por rodados. Se estima que los más chiquitos que empiezan a andar a eso de 2 años de edad usen las bicicletas de madera sin rueditas ni pedales, que son habitualmente rodado 12. Queremos tomarnos un minuto para este tipo de bicis, ya que es importante destacar lo siguiente:

Luego de usar esas bicicletas hasta los 4 años (las bicicletas de madera como las que nombramos pueden levantar el asiento y el manubrio para alargar su uso por parte del chico) los chicos ya han aprendido el equilibrio sin necesidad de pasar por el trauma de las bicis con rueditas (las bicis con rueditas no enseñan a los chicos a andar en bici, solo los sostienen con las rueditas mientras ellos pedalean). Como todos sabemos cuando a los chicos se les quitan las rueditas de las bicis se les genera un trauma, ya que se les exige que comiencen a andar primero con 1 rueda menos, con lo que los chicos vuelcan todo el peso de su cuerpo al lado contrario para pedalear. Luego se les quita la segunda rueda, y ahí comienza el drama de: mamá déjame las rueditas! no quiero andar! mamá llévame vos! etc, etc, llantos y lágrimas de por medio. Eso nos indica claramente el resultado de las bicis con rueditas: los chicos no aprendieron por sí mismos el equilibrio sobre la bici. Las bicicletas de madera sin pedales ni rueditas, les enseñan desde muy pequeños y de forma muy intuitiva a utilizar su cerebro para equilibrarse sobre la bici, y lo aprenden sin sufrir los traumas del quite de rueditas ya mencionado y por todos los padres más que conocido. Este video te dará una idea sobre el uso de este tipo de bici:

Una vez que los chicos ya saben utilizar el equilibrio de su cuerpo, no es necesario volver nunca más a las rueditas, por eso se entiende que las medidas de bicis a elegir van a variar como en los adultos por LA ALTURA del chico, no por su edad. Lo que queremos decir es que no importa si el chico tiene 3, 4, o más años sino cuánto mide en el momento que le queremos comprar una bicicleta. Para guiarnos hay una forma muy sencilla de decidir el rodado correcto para los más chicos: si cuando el nene/a se sienta en la bici llega al piso con los pies apoyados por completo, esa bicicleta le queda CHICA. La bicicleta correcta será siempre la que estando el asiento en su punto mínimo lo deje al nene/a sentado con medio pié apoyado en el piso (o sea la punta de los pies y un poco más, pero sin llegar a apoyar la planta del pié completa).

Los rodados para los más chicos van del 12, 16, al 20. Las medidas intermedias por lo general no se eligen ya que los padres también quieren ahorrar dinero, y prefieren siempre que la bici no se cambie todos los años. El problema es que los chicos en estas edades suelen crecer mucho y rápidamente, y no todos los chicos crecen al mismo ritmo y a la misma altura, por eso no es posible tampoco establecer una escala por edades, sino haciendo sencillamente la prueba que indicamos arriba: siente al chico en la bicicleta estando el asiento bien abajo, y que el nene/a toque el piso con los pies y verifique que solo apoye la mitad como mucho de la planta del pié en el piso.

No es recomendable (por ahorrar dinero) comprarle al chico una bicicleta más grande que lo que pueda manejar al momento mismo de la compra. Recuerde que su hijo/a deberá usar la bicicleta en ESE MISMO MOMENTO, no dentro de 1 año cuando esté más crecido/a. Por eso es mejor evitarle a los chicos malas posturas, estirarlos forzadamente en bicicletas más grandes que lo que les corresponde, ya que no solo está haciendo padecer a su hijo/a sus primeros contactos con la bicicleta, sino que además puede ocasionarle lesiones físicas causadas por el mal uso de la bicicleta. Sea sincero/a con su compra y cómprele a su hijo la bicicleta que HOY necesita. Recuerde que si usted le hizo la prueba que le indicamos arriba, la mayoría de las bicicletas luego le permiten levantar el asiento así como también el manubrio, pudiendo utilizarla en forma correcta a medida que el chico/a van creciendo.

Considerando a los niños hasta una edad promedio de 13 años, en general por su altura utilizan rodados: 12, 16, 20 y hasta 24. Luego el grupo comprendido en edades que van en promedio de los 13 a los 18 años pueden utilizar rodados que van del 24 al 26, siempre dependiendo estrictamente de su altura, recuérdelo. Considerando a los chicos como adultos a partir de los 18 años de edad ya pueden comenzar a utilizar cuadros con medidas o talles, tal como comentamos más arriba en la tabla de talles y alturas de adultos.

¿Bicicleta urbana, plegable o híbrida?

Básicamente pensá en qué tipo de circuito vas a usar tu bici. Con circuito nos referimos a: la vas a usar solo en la ciudad, en la ciudad y en terrenos no asfaltados, en la ciudad y en montaña, en circuitos de entrenamiento, o la vas a usar en la montaña. Es importante definir el tipo de bici a usar en base al terreno en que se va a usar, ya que no es lo mismo una bici preparada para la montaña, que otra preparada para la ciudad o para entrenar.

Bicicletas Urbanas

Las más lindas para andar relajados, las que te dejan disfrutar de tu alrededor mientras paseas, las que te llevan casi sin que te dieras cuenta.
Pensadas básicamente para superficies planas (CIUDADES) o al menos con poca inclinación y pocas ondulaciones o pozos. Este tipo de bicis es ideal para llevar una postura relajada, con la columna bastante erguida, los brazos relajados sobre el manubrio, apoyando el peso de tu cuerpo fundamentalmente sobre tus nalgas. Estas bicis están pensadas para recorridos medios de andada, lo que quiere decir que no son pensadas para largas jornadas de uso, sino más bien para tiempos medios como un par de horas andando, en forma tranquila, sin buscar en el andar grandes velocidades, sino más bien buscando relajarse mientras se pasea a una velocidad media. Estas bicis son muy buenas por ejemplo para quienes quieren comenzar a usar la bici luego de mucho tiempo de no subirse a una, o para aquellos que quieren salir a dar unas vueltas los fines de semana sin realizar un fuerte esfuerzo. Son ideales para aquellos que como decíamos más arriba tienen un estado físico que necesita de una actividad suave para comenzar de a poco a bajar de peso, o para retomar de a poco una actividad que se llevaba adelante hace mucho. Son ideales para salir con amigos a recorrer la ciudad, o pasear con tu pareja y cortar con la rutina de la semana, para salir en familia junto a los más chicos y acompañarlos en sus primeras salidas en bici. Recordá que las bicis de pase te permiten estar atento/a a tu alrededor, ya que por como se va sentado en ellas, tenés una visión bastante amplia de tu alrededor, lo que te permite prestar atención a lo que te rodea, detener la mirada en algo que te interese, poder frenar la bici lentamente sin sobresaltos, y de ese modo poder disfrutar del camino que se esté llevando adelante, así como de la compañía que elijas. No hay nada más lindo que tomarle la mano a la persona que más quieras mientras ambos pasean juntos en bicicleta. Probalo =)

Las bicis de paseo suelen tener en general rodados 24, 26 o 28, no tienen talles por lo general, ya que la postura es erguida, pero algunas marcas sí tienen talles para bicis de paseo, lo que es excelente. Por lo general se sigue pensando que las bicis con el caño del cuadro bajo son para mujeres y con el cuadro con caño alto son para hombres. Nos parece algo fuera de uso que se considere eso como un determinante del usuario masculino o femenino de una bicicleta. Antes se pensaba de ese modo porque se suponía que las mujeres usaban pollera, y no podían levantar la pierna hasta cierto punto por cuestiones obvias, por su lado los hombres usaban pantalones y podían hacer el malabar sin problema lo que los habilitaba a subir la pierna para pasar del otro lado del caño... En fin, hemos visto unos cuantos hombres que no se encuentran nada cómodos al momento de subir a la bici y ven innecesario y poco ergonómico el caño alto en la bici. Lo que queremos sugerirte con esto es que no juzgues a tu bici por si tiene o no el caño alto para usarla, realmente eso no va a hacer a nada en el uso que le vayas a dar. Por otro lado las bicis de paseo suelen ser pensadas como bicicletas pesadas, y en eso queremos hacer hincapié: no es cierto. Todo depende de varios factores, básicamente el material con el que estén construídas y la cantidad de ese material en la estructura de la bicicleta. Hay bicicletas de paseo que siendo de aluminio pesan igual que otras que son de acero, y eso se debe fundamentalmente a la estructura de la bici, el espesor, la cantidad y grosor de los caños, la anchura de las ruedas, la cantidad de rayos, la cantidad de material con la que se haya construído y no tanto el tipo de material. En definitiva la bici puede ser de acero o de aluminio, el peso solo se puede saber pesándola, como por ejemplo con una balanza romana.
De todos modos el peso de la bici si bien es importante en otros casos no lo es para nada, ya que para quien sale un par de horas a dar unas vueltas no será muy importante 1 kg más o 1 kg menos, en absoluto. Eso lo creemos importante para personas mayores, o para quienes están entrenando para realizar algún tipo de competencia, lo que argumenta realmente prestar atención al peso de la bici.
Las bicis de paseo son ideales para aquellos que quieren transportar cosas para su viaje o para llegar al destino, como un mate con unos bizcochitos, unos libros y cuadernos, una camperita por si refrezca, algún juguete para los más chicos, o lo que sea que nos resulte práctico para el viaje y que no tengamos que cargarlo si o si en una mochila a nuestras espaldas. A las bicis de paseo le quedan muy bien los canastos delanteros o traseros, las sillitas para transportar chicos atrás, las alforjas, etc.

Las bicis de paseo pueden tener o no cambios, eso dependerá del tipo de uso que le vayas a dar, y especialmente del estado físico que tengas. Si donde la vas a usar hay habitualmente subidas o calles empinadas, es recomendable que tenga cambios. Si sos una persona adulta o adulta-mayor es recomendable que tenga cambios. Si estás obeso/a es recomendable también porque los cambios ayudan a que tu peso en la bici se aliviane, y no tengas que empujar haciendo mucho esfuerzo. Si te gusta que tu bici de paseo tome velocidad sin tener que pedalear como loco/a también está bueno que tenga cambios. Recordá que los cambios en las bicis de paseo siempre encarecen su precio, no pagues por cambios si sabés que realmente no los vas a utilizar. En una ciudad plana como Buenos Aires, con 6 velocidades está más que bien para poder andarla sin inconvenientes. No pagues de más por bicis de paseo con más velocidades porque realmente no las vas a aprovechar y vas a estar malgastando tu dinero. Por otro lado recordá que la bici cuanto más sencilla es menos mantenimiento requiere, y los cambios son una parte sensible a necesitar ajustes, cuidados y mantenimiento periódicos.
La regla que te comentamos más arriba para determinar el rodado de las bicis para chicos aplica también en general para quienes se van a comprar una bici de paseo. Lo importante al momento de comprar una bici de paseo es "que te subas" a ella antes de comprarla. Tal como ocurre con los zapatos, es bueno que pruebes al menos subiéndote a la bici para constatar que te sentís realmenete cómodo/a. Podés pedirle al vendedor que te ajuste el asiento y el manubrio a tu altura para poder subirte cómodamente.

Algo importante, y que mucha gente desconoce es que para que el asiento esté medianamente bien ubicado, tiene que estar al menos a la altura de tus caderas. Simplemente parate al lado de la bici y pedile al vendedor que por favor lo coloque a esa altura. Cuando te sientes en la bici los brazos no deben quedar ni muy estirados (rectos) ni muy doblados. Tus manos tienen que poder agarrarse del manubrio sin que tengas que estirarte para alcanzarlo ni doblar en demasía los codos. Sencillamente relajados llegando naturalmente a los puños del manubrio.
Por otro lado la postura normalmente estando sentados sobre la bici, tiende a tener una inclinación mínima hacia adelante. No tenés que buscar estar recto/a sobre tu espalda ni tampoco muy inclinado/a hacia adelante. La postura debería ser lo más recta posible pero sin forzarla tampoco.

Las bicicletas de paseo son de muchos estilos, para nosotros pueden considerarse de paseo bicicletas como las conocidas playeras, las de paseo propiamente dichas, y por último el estilo de bicicletas que se conocen como "inglesas". En todas ellas la postura de la columna tiende a ser relajada y erecta.
Como consejos te aconsejamos: cuando más delgadas sean las ruedas de la bici de paseo más veloz será en su andar, y también más liviano será, ya que como tienen menos superficie de contacto con el piso ofrecen menor resistencia en el rodar. Por otro lado cuanto más gruesas sean las ruedas de la bici, mejor absorverán impactos, pequeños pozos o variaciones en el asfalto tal como sucede con nuestros famosos empedrados. Asimismo, como dijimos más arriba, para las personas obesas es mejor que las ruedas sean mas bien anchas, porque de ese modo distribuyen mejor la descarga de su peso al piso y evitan que las ruedas se rompan o tiendan a torcer por golpes. Las bicicletas de paseo más robustas no necesariamente son las más resistentes. Los materiales modernos permiten ahora tener bicis livianas y de resistencia formidables, pero por supuesto su precio es alto como su resistencia. Es importante que si estás con sobrepeso asumas que tu bici debe ser ante todo fuerte y adaptarse al tamaño de tu cuerpo. No busques bicis livianas solamente porque pienses que al estar con sobrepeso eso ayudará en tu andar, porque es un error. La bici puede ser robusta, y al tener un sistema de cambios solucionamos el inconveniente =)
Mucha gente en las ciudades vive en edificios, y por lo tanto en departamentos. Las bicicletas de paseo tienen a ser unas de las más grandes en volumen, pero es un mito creer que las de paseo son por sí mismas las reinas del tamaño. Podemos comparar bicis de montaña por ejemplo, de pista o carrera y notaremos que muchas beses tienen el mismo volumen. Por otro lado como comentamos antes el peso de estas bicis puede variar, y hay algunas que se pliegan, lo que facilita su guarda y el traslado hasta un departamento por ascensor o escalera.
Las cubiertas de las bicis de paseo tienden a ser lisas, recordá que cuanto más lisas mejor se deslizan por superficies planas, y también más probabilidades de pincharlas tenés. Las bicis con cubiertas con tacos o texturas en su superficie tienden a hacer más pesado el andar y como contrapartida a evitar los pinchazos. Como consejo: la bici de paseo es básicamente para pasear (valga la redundancia) y entre evitar pinchazos y andar relajadamente nosotros te recomendamos lo último, así que mejor cubiertas del tipo lisa =)

Si tu bici la vas a usar en la ciudad y en algunas calles de tierra, van bien las de paseo, siempre y cuando las calles de tierra no tiendan a ser tipo las de un Cammel Trophi =) Si la vas a usar seguido en calles de tierra o con mucha ondulación es recomendable que tu bici sea fuerte y resistente.

Bicicletas Plegables

Las estrellas de las ciudades, las nuevas (remakes) dueñas de las ciudades apretadas, la solución ideal para espacios pequeños donde guardarlas.
Las plegables no son nada nuevas, llevan varias décadas con nosotros. Si vas a pensar en una plegable te recomendamos que la justifiques con: tengo poco espacio donde guardar mi bici, ó: tengo que meterla o subirla por lugares que no son nada cómodos.
Las bicis plegables están pensadas para recorridos cortos, ya que en su mayoría se trata de rodados 20. Hay bicis en rodados más grandes, pero como se diseñaron especialemente para ahorrar espacio al guardarlas, las bicis que más se han fabricado son las de rodado chico. Ojo a no dejarse engañar: que la bici tenga rodado chico en este caso no quiere decir que sea para chicos, ya que la bici plegable cuenta siempre con dos detalles: 1) Tienen una plato bien grande (es el engranaje que se ve pegado a los piés al pedalear) y 2) Tienen un sistema de cambios trasero, lo que nos permite pedalear sin mucho esfuerzo y sin dar muchas pedaleadas como locos.

Se recomiendan para aquellos que viven en la ciudad y van desde sus hogares hasta un medio de transporte, o directamente hasta su trabajo o destino, siendo un recorrido de pocos kilómetros o de no más de 40 minutos de uso. Esto lo mencionamos a manera de referencia, más que nada basados en que si el recorrido fuera más largo las bicis recomendadas serían las de paseo con rodado más grande, para evitar cansarnos y lastimarnos rodillas, codos y hombros ya que la postura en estas bicis ni es tan relajada como en las de paseo.

Las bicis plegables tienen como principal fortaleza que se hacen pequeñas al doblarlas, pero como contrapartida podemos nombrar que tienen muchas partes móviles, cierres sobre todo y bisagras lo que tiende a tener un desgaste mayor que en las bicicletas tradicionales, y por lo tanto demandan mayor inversión en mantenimiento.
Las bicis plegables no son amigables con canastos, si con alforjas traseras desmontables. Son lindas estéticamente ya que son novedosas en sus diseños respecto al parque ciclístico estándar, están de moda en las ciudades pero no siempre es justificado su uso. La recomendamos para ciclos cortos, para personas mayores que no pueden levantar bicis pesadas, o para aquellos que realmente no poseen mucho lugar donde guardarlas en sus hogares.

Bicicletas Híbridas

Si la vas a utilizar en la ciudad para pasear, si la vas a usar en la ciudad para entrenar, si la vas a utilizar en la ciudad diariamente para realizar una actividad de traslado (como puede ser ir al trabajo, ir a la facultad o colegio, etc) si la vas a utilizar un poco en la ciudad y otro poco en otro tipo de terreno que no es básicamente asfalto.

BICI URBANA